Que vivan “Los Caballeros”.

Ayer me ocurrió algo con la bici que me hizo una vez más confiar en el ser humano.

Salí a las doce de la mañana, estaba con ese sol tranquilo, relajado, no hacía casi calor y a pesar de la hora la luz no me molestaba.Buena temperatura, buena luz, la bici impecable y el camino estupendo.

Me salgo del carril y voy a parar a un parque que tiene una bajada espectacular y según voy bajando  puffffffffff…Escuchó detrás de mi. Oh!!! fatalidad. Mi rueda trasera en menos de dos segundos se ha desinflado del todo, por supuesto no llevo nada para arreglar el pinchazo.

Y ahora que hago? a casa ni lo sueñes! lo que son veinte minutos  en bici se pueden convertir en más de una hora caminando. Piensa, relájate, no te agobies…

De repente  aparecen  tres chavales subiendo la  cuesta, a duras penas pueden con sus bicis. Una vez arriba me dirijo a ellos. Hola chavales! he pinchado y necesito  que me echéis una mano!

Sin dudarlo  sacan de una de sus mochilas una cámara nueva y me la regalan. Ante mi cara de asombro me dicen: no te preocupes en devolvérnosla ya nos veremos otro día y prosiguen su camino…

Entre el  asombro y bastante perpleja con el arranque de generosidad,  en menos de diez minutos ya he cambiado la rueda.

Ah!!!nuevo problemón!!!No tengo bomba para inflarla y los chicos ya están lejos…Confía Laura me digo…Y como de la nada,  a lo lejos aparece otro chico, corriendo con el torso al descubierto, viene derecho a mi  y me pregunta: tienes algún problema? te puedo ayudar en algo…? pues sí¿?, balbuceo…Acabo de cambiar la cámara pinchada por una nueva  y no tengo bomba para inflarla.

Si quieres, me responde: voy a mi casa que está muy cerca de aquí, diez minutos  a lo máximo y te traigo una bomba. No daba crédito, por supuesto, claro que sí, sino te importa?Al rato aparece subido en su  bici y como si de un escudo se tratara sobre su pecho lleva colgada una enorme bomba para inflar: ruedas, balones, globos aerostáticos …Desciende de su bici coloca el extremo de la goma  dentro de la válvula y ale hop!!!

La rueda de mi bici reluce como su fiel escudero. Mil gracias amable caballero. Como se llama? le pregunto .Raúl  y vos sois?? Laura le respondo. Ha sido un placer  conocerle, lo mismo digo …Tengo que proseguir mi camino  y yo regresar a mi morada …

Cojo mi bici compruebo que está en buen estado, tomo aire, miro al cielo, sonrío…Me siento llena de dicha y plena. Ojala siempre fuera todo tan fácil…!!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historias reales.. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Que vivan “Los Caballeros”.

  1. apiyoyo dijo:

    Es estupendo oir estas cosas. Que regalo.

  2. Maca dijo:

    Qué bien que pidas lo que necesites en cada momento y obtengas un buen resultado!!

  3. Ani dijo:

    Eso, eso!! Que vivan los caballeros que ayudan a las princesas guerreras es sus batallas!!

  4. LNA dijo:

    Es fantástico dejar que los caballeros nos ayuden…y para eso hay que estar ahí y pedirlo. Enhorabuena por permitirlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s