El murmullo del cuerpo.

Me quedo embelesada ante el televisor. Son los juegos olímpicos de Londres 2012 .Es el turno de la gimnasta italiana. Su ejercicio de suelo, es con la pelota .Va vestida con un maillot negro y su aparato de un rojo intenso, destaca frente al tapiz. La música da comienzo a la danza y ni un alma se oye en el inmenso estadio.

La esfera púrpura, forma parte de su cuerpo. Las manos apenas la rozan; son sus pies los que la manejan a su antojo. ¡Increíble! Es de goma o quizá no sea real, la mece, la acaricia, la eleva hasta el cielo y la vuelve a lanzar…El cuerpo, ya no es suyo…Se desliza al compás.

Roza el suelo, besa el tapiz. Desaparece el  jurado y las gradas mudas están.

La música entra por mi ventana y las dos comenzamos a volar… Ella atraviesa mi vida y yo me voy a la competición. ¿Que quieres de mi? Le pregunto. Esta vez lo vas hacer tú; solo tienes que dejarte llevar, escuchar lo que dice la esfera y yo me quedo en tu casa a descansar. Llevo tres años preparando el ejercicio y ya es hora de parar, te paso el  relevo y se que lo vas hacer fenomenal.

¡Si no he hecho gimnasia rítmica en mi vida y no tengo apenas flexibilidad…!Confío en tu instinto, nunca te va a fallar. La pelota roja tiene poderes y me ha dicho que quiere  que seas tú, la que ocupe mi lugar.

Se que nunca lo has hecho, por ese motivo, quiero que lo hagas… Sería muy fácil, darle mi relevo a una compañera de equipo, sin embargo, no tendría ningún valor.

Estoy en medio del tapiz y la melodía vuelve a sonar, volando estoy, todo el mundo me aplaude y no se que hago en ese lugar.El ritmo se detiene y yo sin aliento, alzo los brazos al aire, saludo a las gradas, hago la reverencia al jurado.

He batido todos los récords y no entiendo la elevada puntuación. He logrado lo que nunca y apenas escucho mi voz.

Confía en todo lo  que llevas hecho y no mires hacia atrás. Lo que te espera está delante de ti y apunto de comenzar.

Confía en tus sueños y ya verás como la próxima vez no hará falta: ni tapiz, ni jurado, ni aplausos; simplemente estarás ahí, donde siempre quisiste estar, esto es solo un aviso, para indicarte lo cerca que estás….

La vida es como un sueño y tú estás apunto de despertar, para cogerla de la mano y por primera vez en mucho tiempo gritar: ¡YA LO HE CONSEGUIDO! Y lo que queda, no me da ningún miedo, lo que tarde en llegar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El murmullo del cuerpo.

  1. Desde niño e vivido intensamente y quizas quien mejor me define es mi madre,” un niño travieso pero no malo” aun que mis profesores no opinaran igual ya que me castigaban continuamente y mi delito era soñar, soñar a todas horas. Pasaba las horas de clase mirando por la ventana o dormitando, con la luz del sol rompiendose en los enormes ventanales y esa caracteristica olor a goma de borrar y a tiza. Por la noche era un torbellino,dormia pero no descansaba, un dia era boxeador,otro torero, otro don quijote,por el dia me disfrazaba con la ropa que encontraba en los baules y me hacia mis espadas, arcos, escudos, lanzas y sobre todo tirachinas.
    Al salir de clase corria con los amigos al bosque donde construiamos cabañas en los arboles y jugabamos a Robin Hood, en la siega haciamos castillos con las balas de paja y montabamos nuestras batallitas, como me crie en El Pla d´Urgell ( Lleida )la fruta estaba por todas partes y hambre no pasabamos, a lo sumo ibamos a casa a prepararnos unas rebanadas de pan con vino y azucar o con leche condensada y colacao.
    Espero cada dia tu relato como quien espera el desayuno despues de unas cuantas horas de trabajo, me ayuda a abrir la puerta detras de la cual se esconden mis sueños pasados, presentes y espero que futuros. Y comparto los tuyos y los vivo com si fueran mios….es por eso que me gusta leerlos por que eres una arquitecta de sueños.
    Un abrazo sincero desde el cariño y el aprecio.

    • lanuckas dijo:

      ¡Me has conmovido Joan!Que palabras tan bonitas y tan llenas de cariño.Me alegro poder compartir contigo, una persona: sensible, sincera, llena de sueños y que no le da miedo sacar a ese niño, que todos llevamos dentro y lanzarse a soñar…Es un placer compartir contigo, estos instantes mágicos de la vida.Otra cosita: me encantaba el pan, con vino y azúcar…¡Que tiempos!…Jajjaja…Un abrazo fuerte y reconfortante 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s