Como el bambú: fuerte, resistente y ligera.

Así me siento yo en estos momentos de mi vida.
El proceso de búsqueda de trabajo está siendo duro muy duro.
Me he quitado todos mis adornos, prejuicios, barreras, hermetismos y me he lanzado a la calle, a la búsqueda cara a cara, persona a persona; como hice hace casi quince años cuando empezaba en el mundo laboral.

Cv en mano, por aquel entonces, me recorrí el Centro Comercial más próximo a la casa de mis padres y sin dudarlo ni un minuto, tienda por tienda, fui visitando todos los establecimientos que me parecían cercanos a una licenciada en Bellas Artes, que le encantaba la decoración, la moda y estar en contacto con la gente.

Ese mismo día conseguí un encuentro profesional con la responsable de decoración de una buena firma, me citaron para la mañana siguiente en la tienda, por la tarde hice una entrevista y entre cinco candidatas resulté ser la elegida y conseguí el trabajo.

¡Que alegría tan grande! …Quince años después, estoy haciendo desde hace poco más de una semana, la misma operación aunque desde otro lugar mas adulto, más seguro y también más humilde y cercano.

Esta experiencia me está enseñando muchas cosas y estoy recibiendo una gran lección de las personas que están al otro lado y me reciben, me abren la puerta, me atienden y me escuchan.

Hay una complicidad especial, normalmente son encargadas mujeres, de aproximadamente mi misma edad. Echan un vistazo a mi Cv y me miran de arriba a abajo. Sorprendidas por mi ofrecimiento y extrañadas por como con mi experiencia demando un puesto de menor rango.

Si ya se, les digo, no os extrañéis, siempre he estado en puestos directivos y ahora, en la situación actual, vengo a buscar trabajo de “lo que sea”…Dependienta, atención al cliente.
Conozco muy bien el mundo del retail, la distribución, comunicación,…Siempre innovando, creando imagen e implantando nuevos modelos de venta. Sin embargo necesito y quiero trabajar YA y me veo obligada a hacer lo que estoy haciendo y aquí estamos.

Noto su asombro, su fuerte mano que aprieta la mía. Al
despedirnos, algunas me dan palabras de ánimo, otras directamente me dicen lo que hay o lo que no hay…Y sin duda, de todas me llevo una lección aprendida: la vida está PARA vivirla, para cambiarla si es necesario, no hay un guión establecido. Puedes y debes abrir todas las ventanas y llamar a todas las puertas… Hay que moverse y fijado un objetivo ir a por él.

Hoy es un TRABAJO mañana será otro día y quizá ya haya conseguido lo que me propuse ayer.
La vida es de los valientes y de los que no se acobardan, porque lo más difícil de esta vida es: VIVIRLA.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historias reales.. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Como el bambú: fuerte, resistente y ligera.

  1. Luisa dijo:

    Muy bueno Laura!!! ánimo y sigue que lo haces muy bien. Me gusta!. un beso, Luisa

  2. elektrapapel dijo:

    Querida amiga, de los cobardes no se escribió nada. Me parece muy buena iniciativa que te muevas y busques, aunque el tipo de trabajo no sea el adecuado a tu gran preparación y experiencia, pero no puedes quedarte esperando que la oportunidad llegue a tu puerta, has de salir a buscarla. Eres una gran profesional y una gran mujer, no dudo ni un segundo que conseguirás tus objetivos y lograrás un puesto acorde con lo que te mereces, solo es necesario paciencia y optimismo. Mucha ánimo!! Muakkkkkkkkk

    • lanuckas dijo:

      Gracias por tus ánimos, regalos y caricias.Me encuentro con una gran solidaridad en la calle, en los centros comerciales…Se respira una unión como nunca y eso y tu compañía, la de mi gente de Twitter, mis amigos me están ayudando un montón.No veas lo valioso que es tu comentario para mi…Estoy segura que lo conseguiré y me encanta la frase “”de los cobardes no se escribió nada”…Efectivamente la vida está hecha de valientes y sin dudad somos much@s.Un abrazo muy fuerte 😉

  3. Mónica dijo:

    Bien, Laura, bien. Recuerda salirnos de nuestra zona de confort no es agradable, “se está muy cómodo en ella”; pero, es necesario hacerlo para recordarnos que estamos vivos y que PODEMOS hacerlo. Podemos hacer lo que nos propongamos y como bien dices, hoy será un trabajo, mañana otra cosa. Paso a paso, lo conseguiremos.
    Un beso y sigue con esa fuerza.
    Mónica

  4. Gracias Mónica y que bueno tener noticias tuyas.Me alegro que te guste mi post y que sigas ahí, tan cerquita.Un fuerte abrazo.;-)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s