Toca a tu corazón.

Un sábado frío de invierno pero con un sol espléndido, son las doce de la mañana y toda contenta subo en  mi bici camino a algún lugar que me haga conectar con la tranquilidad y me de tiempo a pensar sobre todo lo que me ha pasado  en esta semana.

Voy sola, como la mayoría de las veces, a veces hecho en falta la compañía y otras muchas  me encanta disfrutar de mi silencio, escuchando mi interior, el sentir de mi pulso y mí acompasada respiración.

Lo fuerte y seguro que se siente mi cuerpo, como sube las cuestas y las baja a toda velocidad.

Muy protegida contra el frío de una gran ciudad. Llevo mi fruta para el camino y la bebida isotónica,  como es invierno se que no se va a calentar.Las manos protegidas con unos guantes, ropa isotérmica y una braga de forro polar que protege mi boca, las orejas y mi nariz…Unas buenas gafas que también me protegen de la luz y del viento.

A pesar del esfuerzo merece la pena estar ahí haciendo deporte,sintiendo la soledad elegida y siendo la dueña del lugar.

Según subo la cuesta a mitad de ella un hombre maduro de unos cuarenta años de edad, muy bien vestido, con su  abrigo de cachemira color camel, sus zapatos de vestir y un aire un tanto desgarbado…Me llama la atención sus ademanes seguros, duros un tanto violentos.

No alcanzo a ver con quien está…Me voy acercando y una mujer más joven, medias negras, zapatos de ante y de tacón, una falda plisada en color salmón…Cubre su cuerpo con un abrigo negro…

Sentada junto a la barandilla que separa la iglesia de mi camino, se tapa los ojos y no deja de llorar…Por un momento me quedo inmóvil, no alcanzo a pedalear.

Él  ha bajado la cuesta y pasa muy cerca de mi, ni  siquiera me mira y estamos a punto de chocar…No se lo que pasa y tampoco me quiero precipitar.

Sigo con mi bici no he parado ni un momento  y al llegar junto a la chica que cada vez llora con más intensidad. Sus manos tapan su cara, su llanto es desgarrador…El continúa camino abajo ha traspasado  la verja de la iglesia. No puedo entender  porque se va y como dejando ahí en ese estado a la mujer, puede entrar en un templo sagrado, a la llamada “casa de dios”.Yo no soy muy creyente y a misa he debido ir un día o dos sin embargo hay cosas que no entiendo y esta es una de ellas. Lo siento  como una enorme contradicción…

Cuando llego a la altura de la mujer, paro la bici y a viva voz empleando un tono sereno pero firme, cariñoso pero enérgico le digo:

¡Toca a tu corazón!…

Por un momento su dolor sigue ahí, continúo hacia delante y vuelvo la vista atrás…Ella sigue en su postura y el dolor me ha traspasado.

Seguramente espera que la vengan a salvar, el príncipe que a todas de pequeñas y todavía de mayores creemos que está por llegar…

La rabia me corroe y ahora soy yo la que grita a viva voz: lo más valioso que tú tienes, linda muchacha se encuentra en tu interior, no dejes que te lo apague el brillo exterior.Sécate esa lágrimas y se fuerte, para seguir no hace falta estar con nadie, ni para ser feliz.

No existen ni reyes, ni príncipes, ni ranas, ni sapos que te quieran  más que tu.

El poder y el AMOR  más grande está dentro de ti y si consigues acercarte a él y de la mano caminar, en el mundo serás la mujer más feliz y nunca esperar que alguien te seque las lágrimas cuando dejes de llorar…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historias reales.. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Toca a tu corazón.

  1. LNA dijo:

    Sin ninguna duda… hemos abrirnos y dejarnos recibir el calor y el amor del exterior, que inunde nuestro corazón y así nunca estaremos solos. El príncipe o el sapo no va a buscar a nadie, solo si nuestra princesa está llena de amor… sabrá verlo, sentirlo, encontrarlo…. y ese amor está en los amigos, en las plantas, en las rocas, en el mar… en ese TODO que nos inunda….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s