¿Y si nos atrevemos a cambiar de lugar…?

Me costó aceptar la invitación no estaba muy segura de que fuera una buena idea, era la primera vez que nos reuníamos los cuatro solos sin nadie más de la familia.

Me armé de valor y fui.

La primera en llegar mi hermana Eliana venía de fuera para recibir formación  en Madrid. De lejos ya la divisaba contenta grande brillante generosa como ella es.

Me acerqué emocionada y le di un beso sonoro y cercano.

Estaba radiante…Se había cortado un poco el pelo esta vez su color era más rubio que de costumbre y brillaba bajo el sol.

El día era precioso. Lo sentía sereno apacible tranquilo…A lo lejos llega Fran montado en su bicicleta. Desde hace ya un tiempo es su modo de locomoción. Es un buen  deportista guapo inquieto y quizá hoy le veo un poco contrariado.

Aparca su bici cerca del restaurante le pone su candado y se dirige a su “hermana mayor”. Como sino?

Es la mayor y hay que aceptar ese rol…No puedes ni debes competir por él, simplemente aceptarlo e intentar que no pase tu barrera.

Falta Roberto por llegar ahora se me antoja llamarle “el pequeño”, es el menor de los cuatro, aunque nos llevamos tan poca diferencia de edad.Hoy siento una gran ternura cuando aparece al final de la calle.

Anda resuelto desenfadado un poco distraído, inmerso en sus pensamientos. Es el padre de mis tres queridos sobrinos y esa gran responsabilidad se le nota al caminar.

Nos da un beso a cada uno, es el más introvertido y casi no le dejamos hablar.

En el restaurante cada uno elige su plato. Se inicia una conversación ,como siempre, entre la mayor de las chicas y el mayor de los chicos. Nunca lo expresé así y siento cierto hormigueo.

Me hago pequeña me pongo triste no quiero estar ahí, me escondo aprieto los dientes no lo soporto más…Es la misma cantinela y han pasado muchos años…Se me hace un nudo en la barriga oigo un zumbido por todo el comedor….

La luz interior me quema me grita  y esta vez si que ya no puedo más.

Me dirijo a mi hermano Fran y le digo que no me gusta su actitud que ahora soy yo la que quiere hablar.Por un momento se llena todo de tensión, mi hermano me mira se queda perplejo.

Se levanta a mi me entra un poco de miedo. ¿Y si ahora de un portazo coge la puerta  y se va y de nuevo soy  “la mala “del lugar?.Esa pregunta explota en mi cabeza, es persistente, dura, amenazadora…

Le veo levantarse de la mesa y dirigirse hacia mí me besa la mejilla y me pide perdón. Laura tienes razón no lo hago aposta y se que te he faltado al respeto. Entonces “el pequeño” que ya se ha hecho mayor, adulto, padre y que jamás ha sacado la cara por mi y siempre se ha dejado llevar por el aire de la habitación; mira a su hermano mayor, que ya no ocupa esa posición  y como buen padre que es le espeta: a ver si la próxima vez pones más atención y no se lo vuelves hacer.

Ahora soy yo la que le miro con emoción y le digo gracias Fran por pedirme perdón y gracias a ti por ser la primera vez que te pones en mi lugar y te das cuenta que a veces las cosas cambian y no son siempre del mismo color.

Acabamos la comida y una vez en la calle nos hacemos una foto. Mi hermano (el que se ha dado cuenta por primera vez de la situación) se pone junto a mi y antes de que el objetivo enfoque al personal   me da un beso en la mejilla  y siento desfallecer .Es la primera vez que   me besa es la primera vez que me defiende es la primera vez que le siento como a un igual…

¿Cuantas veces comeremos de nuevo juntos? Y por fin  ya no habrá ni primero ni segundo ni tercer plato  desaparecerán los turnos y las cartas y  lo que siempre cada uno pidió.

carreracaracol_2

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historias reales.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s