La mujer de la ventana.

Hola soy Carmen y vivo en la tercera planta de una buena urbanización. Estoy casada con Luis que es abogado y disfruta con su trabajo. Tengo tres hijos María, Clara y Juan que están estudiando por este orden medicina, derecho y el chico psicología. Mi familia es estupenda y me siento muy feliz me dan todo el amor que necesito. Ese amor y mucho más.

Se levantan los cuatro muy temprano y a las ocho y media  salen de casa, entonces me levanto yo. Me ducho o mejor dicho me lavo preparo mi desayuno y cerca de las diez me acerco a mi estudio y comienzo a pintar.

Miento, eso era antes ahora en cuanto se van lloro, lloro amargamente porque me siento sola muy sola, insegura, cansada y triste muy triste. El dolor que tengo es mío y de nadie más.

Lloro porque nunca más volveré a caminar…

No os he comentado que soy pintora profesional. Desde hace unos años me ganaba muy bien la vida sin embargo ahora mis historias  no salen de mi pincel, son las que construyo día a día asomada a la ventana de mi habitación.

Paso horas y horas ahí…Mis piernas se han sustituido por un par de ruedas. Me ocurrió hace algún tiempo aunque de eso ya no quiero hablar más.

Por eso me encanta mirar a través del cristal y ver a la gente pasar. A la estresada ejecutiva a la ama de casa que siempre llega tarde al colegio de sus hijos, a la panadera de enfrente que todos los fines de semana prepara churros y porras y se forma una cola muy larga para poderlas comprar.

Podría estar todo  el día contando las historias que construyo de  la gente que veo pasar, sin embargo  hay una especial, una mujer que no debe de rondar los cuarenta años y siempre ha sido fruto de mi inspiración. Debe de tener pareja y me la imagino desempeñando una profesión  liberal. Todas las tardes a las siete se da un paseo, casi siempre va sola y los martes y los jueves sale a correr.

Va derecha erguida parece segura, me encanta eses contoneo que lleva al andar y le fascinan los niños pues siempre se gira cuando aparece alguno a su alrededor y les ofrece su calida sonrisa… Debe de tener dos o tres…

La veo radiante y feliz me he imaginado hasta donde pasa sus vacaciones, seguro que en una isla junto a una casa con vistas al mar…

Siento mucha admiración por ella y me alegra el día cuando la veo caminar…A veces me apuro, no se vaya a dar cuenta de que la observo y cambie de itinerario y no la vea nunca más…

Desde hace ya tiempo cuando salgo a dar mi paseo de las siete siento que alguien me observa y en su presencia  hay mucho calor. Seguramente se imagine mi vida de otra forma o quizá no.

Ya he descubierto de quien se trata es una mujer casada y con varios hijos seguro que está feliz. Tiene todo lo que “se supone” le gustaría a cualquier mujer…

Hoy me he armado de valor he llamado a su puerta y me ha recibido con una gran sonrisa.

Te estaba esperando, la he respondido igual que yo.

Tu vida Carmen: la imaginaba de otra manera yo la tuya no.Quieres un café? Porque no. Miraba mis largas piernas y yo sentía el dolor de su corazón…

¿Cuantas veces mujeres grandes y pequeñas, famosas desconocidas felices tristes… Igual que tu y que yo. Hemos imaginado al otro lado de la ventana otra vida en otra dirección; hemos cambiado la realidad una y mil veces y hemos inventado historias  como Carmen Laura Luisa…?

A todas esas mujeres que no dejan de luchar por su vida por lo suyo, por cambiar de rumbo y de dirección  y en este mismo instante su vida no encuentra ese rumbo ni esa  dirección.

Me uno a todas ellas y les dedico mi historia, la historia  de Carmen que frente a su ventana imaginaba la vida de otro color.

VENTANA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s