Una etapa sin cerrar.

Cuando tenía la edad de siete  u ocho  años quizá un poco antes me diagnosticaron una “rara” enfermedad.

Al parecer mi corazón cuando bombeaba la sangre por  las aurículas  y ventrículos, esas arterias no se acababan de cerrar del todo y siempre había una cavidad por donde salía una parte de vida que  no conseguía cerrar.

Más adelante supieron que era un soplo y un tiempo después le denominaron soplo Einstein. Si, esa mal formación de mi corazón llevaba el nombre del físico que descubrió, entre otras cosas la naturaleza de la luz. Parece mentira. Verdad?

Mis padres se asustaron mucho sobre todo mi padre ya que para los médicos era todo un hallazgo de la ciencia y querían investigar conmigo como si fuera un conejillo de indias, aventurándose de forma precipitada a operar. Mi padre se negó en rotundo y no tuvieron que abrirme el corazón.

Desde ese momento los cuidados y  atenciones por parte de mis progenitores se convirtieron en una sobre protección que fue muy dura y me pasó factura.

Muchas veces me quedaba en casa sin salir a dar paseos con mi familia, ir a la Casa de Campo, premio de fin de semana y siempre mi excusa perfecta era quedarme a estudiar.

Ante tal compromiso nadie se negaba y me permitían hacerlo todo el tiempo que quisiera.

Por supuesto  no estudiaba nada me quedaba dibujando haciendo flores de pasta de papel o esculpiendo  con mis ágiles manos figuras de plastilina con suma destreza.

Me fui escondiendo en mi mundo particular, un mundo hecho a mi medida donde nadie me podía tocar.

En la fortaleza de mi habitación que  compartía con mi hermana mayor acabe echándola, siempre con la lamentable excusa de que tenía que estudiar.

Para mi hermana en el fondo yo creo fue su salvación, quedarse en casa no era precisamente de su agrado y le servía de coartada para inventarse mil y un plan.

Se apuntó a baloncesto, guitarra y un montón de actividades que  me parecían increíbles y  nunca logré realizar.

Mis otros dos hermanos menores siendo todavía unos niños viajaron a Estados Unidos y eso se grabó muy dentro de mi corazón.Los admiraba y sentía por ellos algo increíble de descifrar…

Desde mi habitación veía moverse el mundo a través de ellos. Los admiraba por toda esa luz y por vivir la vida en el mundo exterior.

Afortunadamente logré salir de la casa de mis padres. Fui la última en irme de ahí y a no muy joven edad.

Ahora cuando parecía que mi corazón ya se había curado y esa ventana abierta de par en par por donde se escapaba mi vida  se había logrado cerrar .La vida da un enorme giro y parece que todo apunta a tener que regresar.

Confío, si tiene que llegar ese doloroso momento que sea desde otro lugar y pueda completar la fase de mi vida que se quedó sin cerrar la última vez que cerré la puerta para no volver jamás.

Ojala sea capaz de quitarme este pesado disfraz y  no tenga que traspasar ese umbral…

DISFRAZ-DE-ADULTO

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones.. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a Una etapa sin cerrar.

  1. Alberto dijo:

    Mucho ánimo y toda mi fuerza Laura!! Espero que te llegue un abrazo muy reconfortante que te envío

    • lanuckas dijo:

      Gracias Alberto.La verdad es que estoy muy muy jodida…Y es la primera vez que lo admito en mi vida y me siento como liberada al comprobar que mi sonrisa permanente no era real.Me alegro que estés ahi…Muy cerquita de mi.Me llega tu abrazo reconfortante.

  2. Nieves García Martinez dijo:

    Laura, gracias por compartir tu experiencia.Eres una persona increible. Te mando muchos besitos, y un cálido abrazo.

  3. Maca dijo:

    Animo, adelante te puedes quitar todos los disfraces y ser tu!!!

  4. Francisco Aparicio Jimnez dijo:

    Alfred Eistein premio Nobel de fsica no tiene nada que ver con el descubridor de la enfermedad del corazn denominada mal de Epstein

    • lanuckas dijo:

      Padre: es lo único que tienes que decir de mi Post???Ya te vale.De todas formas menudo peso que me has quitado de encima.Toda la vida pensando que provenía mi “mal” del descubridor de la luz y nada tiene que ver.Gracias por la revelación no sabes lo bien que me viene 😉

  5. fredi58 dijo:

    Emociona que lo compartas… muchos ánimos y toda la fuerza del mundo para ti!!!

    • lanuckas dijo:

      Muchas gracias Fredi.Te he hecho un comentario en tu post.”El secreto del desierto”…Me resulta muy cercana tu forma de escribir.Te felicito por ello.Me llegan muy bien tus ánimos…La verdad que todas estas caricias me ayudan a continuar y a no decaer.Un abrazo.

  6. José Vallejos V. dijo:

    ¡Mis mejores deseos para ti Laura, un fuerte abrazo! @vallejosjose

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s