Muy duro de leer.

No doy crédito a lo que escucho por el televisor. Me quedo paralizada, fría, inmóvil, herida…Como mujer y como persona.

Todo este tiempo encerradas en una habitación,  un garaje o en un inmundo cuartucho. Sufriendo humillaciones, torturas, abusos y sintiendo  dolor mucho dolor, terror… HORROR.

Tres jóvenes de la edad de mi hermana, de tu hija o de la vecina de al lado.

Chicas con las que te cruzas por la calle, llenas  de vitalidad, alegría, fuerza… ¡Ganas de vivir!

Les han truncado la vida a la tres. Un individuo atroz, inhumano, insensible…Animal, para otros “depredador sexual” así lo definió la policía.

Su madre pide perdón en público a todas esas madres de todas esas víctimas, a las que tanto dañó causó durante un  tiempo infinito, incalculable, atemporal…Una eternidad.

¿Podrán salir adelante? ¿Llevar una vida “normal”? ¿Relacionarse o  mantener una relación con un chico…?

Todas estas preguntas me las hice el otro día y me las hago hoy de nuevo.

Siempre ocurre cerca da la casa de la victima, a poca distancia. Tu vecino, el vendedor de periódicos o el señor que tranquilamente pasea a su perro todas las noches…Suelen ser “personas” por llamarlas de alguna manera que forman parte de su entorno y se mueven muy cerca de su víctima…Parece una película  de terror y no. Desgraciadamente esto puede ocurrir, de hecho ocurre  en cualquier lugar del mundo, de cualquier  ciudad, de cualquier continente.Ocurre.

Sin embargo esta vez hay un pequeño matiz que lo cambia todo, por lo menos para mi…En medio de este telediario que atraganta todo mi ser aparece una persona hablando de la educación y personalidad de ese individuo…Es una psicóloga con prestigioso historial profesional.

¡No doy crédito! Habla de su lado emocional, de los abusos que él mismo recibió de pequeño por parte de su padre. Explica que en su interior no sabe comportarse de otra manera salvo ejerciendo un poder sobre la víctima desde el terreno sexual… ¡Lo que ha “mamado”!!: digo yo en un instante de furia.

No alcanza a separar entre el bien y el mal, continúa esta profesional, lo que es bueno y es malo, los códigos de comportamiento  que los SERES HUMANOS tienen, pero él, no…Es un depredador sexual…Así lo define, así se define él mismo.

De repente algo se para en mi interior y me doy cuenta de que en el mundo convulso, revuelto y agitado en el que nos encontramos, nunca antes o yo por lo menos no lo había escuchado. Cuando salía a la luz una noticia de esta índole de  carácter tan cruel, no nos hablaban del agresor, ni de su vida, ni de su infancia, padres…

Está vez si y aunque  esto no mitiga mi dolor ni mi repulsión. Observo y siento un cambio de actitud, una manera de decir y exponer las cosas desde otro lugar; para que tú, yo y la persona que está frente a ti, podamos de una forma quizá más sensible poder digerir que en la vida las personas, una vez más son lo que han recibido en su infancia, en su adolescencia y sobre todo en su niñez…

Apago la tele y salgo  a tomar un poco el aire…

sombras

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historias reales.. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Muy duro de leer.

  1. fredi58 dijo:

    Duro de leer y duro de digerir… con esta clase de noticias no puedo evitar pensar que a estos … “individuos” los ha “educado” alguien… alguien ha tenido en sus manos, en algún momento, evitar este desenlace… y eso siempre me ha sonado terrible…

    • lanuckas dijo:

      Es terrible y además sin ayuda profesional de ese terror es muy complicado salir.Del terror del verdugo cuando fue víctima y ahora de sus victimas.Un abrazo Fredi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s