Deprisa muy deprisa.

Una hoja en blanco delante de mi un montón de historias que contar, que compartir.

A  primera hora de la mañana alguien recibe una noticia triste dolorosa dura muy dura…Y todavía no se sabe el desenlace final.

Una mujer que lucha por vivir por no irse de este mundo… ¡Deprisa deprisa a quirófano…! Ya la han intervenido una vez y no ha salido bien.

Prisa mucha prisa. Pasillos puertas que se abren mujeres y hombres en batas blancas.Nadie se responsabiliza todo es un ir y venir de enfermeras inyecciones termómetros agujas suero…

Deprisa muy deprisa apuntan las notas de las constantes de la paciente.

Ella permanece quieta muy quieta no se mueve de ahí. Puede que tenga un hijo o dos quizá esté casada o no…Se siente su respiración no quiere irse de ahí.

Ha pasado la noche en la UVI, todavía sigue ahí, su estado es grave muy grave.

Deprisa muy deprisa ahí que salvar a esa mujer: fuerte poderosa guapa a penas llega a los cincuenta años.

¿Quizá hoy sea más tarde que ayer o quizá no…?

Se oyen lamentos por los pasillos una puerta se abre y otra se cierra.

En mi retina visualizo una imagen de unos delfines que en costas japonesas, huyen despavoridos de sus enemigos,una orcas asesinas.

Saltan vuelan corren navegan, con una furia increíble por salvar sus vidas por salvar su vida.

fotos-delfines-saltando

Van juntos muy juntos se animan unos a otros, se ayudan se dan aliento se empujan…No pueden desfallecer ni pararse, tienen que seguir no pueden morir ni siquiera detenerse a tomar aliento y continuar.

Las orcas vienen por detrás. Más grandes y pesadas seguras fuertes crueles despiadadas  y con un objetivo: alimentarse para no morir. Es la ley de mar del océano de la vida…Alimentares para no morir, luchar para sobrevivir.

Vuelvo al hospital hay una familia junto a esa mujer que le da su aliento su mano su corazón para que pueda salir de ahí, van todos juntos no la van a dejar partir.

Corren gritan hay que salir de ahí; igual que los delfines, no puede dejarse atrapar ella es más fuerte que todo eso. Seguramente haya pasado por momento duros difíciles complicados, muy complicados y siempre ha tenido  algo en su interior que le ha permitido sobrevivir, salir a flote enfrentarse al duro mundo y decir: NO, esta vez no. Esta vez me quedo aquí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historias reales. y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Deprisa muy deprisa.

  1. fredi58 dijo:

    Me gusta el texto… y me ha hecho pensar en un par de personas que conozco, o conocía, porque una ya no está… un día fue sí…

    • lanuckas dijo:

      Lamento que se fuera de este mundo la persona que conocías…Ojala ya no haya más días así…Me alegro que te lleguen mis relatos.Como siempre con mucho cariño.Un abrazo Fredi.

  2. Mª José Longoria dijo:

    Me gusta como expresas el día a día, esa forma de ver las cosas y sobre todo como las trasmites.

  3. Vani dijo:

    Yo creo que hay un lugar preparado por Dios para que todos vayamos, donde la muerte no tiene poder, ¿Donde está, muerte, tu aguijon? Dice la biblia. Pero es parte de esta vida. Creo q nacemos en esta vida, pero que somos inifinitos en el antes y en el después.
    Y es hermosa la minicarita debajo del blog, crei q era una manchita de la pantalla 🙂 .

    • lanuckas dijo:

      Bonita reflexión Vanina.Y me quedo con la frase :”somos infinitos en el antes y en el después…”.Muy cierto.Un abrazo…Por cierto no se a que mini carita te refieres…Ya me dirás.;-)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s