Cosas de mujeres para hombres y viceversa.

Pongo el televisor en una sobremesa cualquiera, de un fin de semana de tantos y sentada plácidamente en mi sofá. Con mi copa de vino blanco y mi chocolate Valor.No doy crédito a las imágenes publicitarias que se suceden unas tras otras.

Una mujer de unos veintitantos años, sale de la piscina arreglada como si fuera a una fiesta.
En una mano porta un tampón y con una sonrisa que derretiría al más pintado, se lo ofrece a un chico de musculosa corpulencia y de su misma edad.

Lo introduce suavemente en la mano del galán y la frase que añade a continuación me deja helada…Ten. Ya verás como ni lo notarás…
¿Como que no lo notarás? ¡Si él no tiene nada que hacer con el artilugio! Hasta me atrevo a pensar que seguramente jamás,se habrá preguntado como se utiliza o igual sí…

El, lo recoge con cara de placer y parece, a mi modo de interpretar lo que estoy viendo (valga mi imaginación por encima de todo). Como si le estuviera entregando el silbato para el próximo partido, una crema de manos o un caramelo de sabor a limón.

No quiero que me afecte demasiado y me paro a pensar que igual es para normalizar la situación y PARA desdramatizar lo que para algunas mujeres es terrible, sobre todo por lo mal que lo pasan cuando tienen esos “días”.

Otro anuncio y por si fuera poco, dentro de un telediario en horario prime time.
El periodista que acaba de comunicarnos el incremento del paro, o el incendio incontrolado en una buena parte de nuestra geografía.
Cambia de plató y nos presenta una maquinilla de afeitar: ultrasónica, ergodinámica, con unas cuchillas que no cortan sino que que se deslizan sobre la piel, como si fueran un portaaviones; para que los hombres, si y digo bien, los hombres, no solo la utilicen sobre su dura barba o blanda o fina o como sea la dureza de su pelo, sino para que se DEPILEN todo su cuerpo. Piernas, pecho, brazos y demás zonas que no quiero mencionar…

Hasta ahí vale. Porque habrá hombres que le quieran dar a esa hipersónica maquinilla el uso que ellos realmente decidan y quieran. Sin embargo, lo que me llama enormemente la atención; es la frase que dice al final: a las mujeres les gustán más así los hombres…SIN PELOS. Es lo que nos quiere decir el presentador del telediario y lo dice con una firmeza y convicción que a mi, los pocos pelos que tengo me empiezan a crecer de sopetón.

En este momento me detengo frente al televisor e increpo al buen señor: el hombre al igual que la mujer harán lo que quieran y utilizarán lo que decidan por si mismos. No para gustar a los demás, sino para gustarse de una forma personal e individual. Con barba, sin ella, con tampones o con unas alas voladoras….

Que cada uno decida hacer con su vida lo que le venga en gana y no nos atragantemos, con todo lo que nos dicen los medios de comunicación.

Un fuerte abrazo a los hombre que no se depilan, a los que si y a las mujeres que utilizan sus propias “alas” para volar donde ellas decidan.

Hombres y Tampones

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historias reales. y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cosas de mujeres para hombres y viceversa.

  1. Carmen Briones dijo:

    Hola corazón:

    Decirte que ya recibo tus post y ahora sí que los veo puntualmente… ¡me encantan!.

    Besos.

    Carmen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s