La espuma de los días.

El otro día fui al cine con mi querida amiga Luisa.

Ninguna de las dos sabíamos muy bien de que iba, solo que era una película de autor francesa.
A mi tampoco me era necesario saber mucho más. La había elegido ella y confié.

Un pequeño apunte sobre la película antes de entrar en la sala.
En la sinópsis que había en la entrada, pude leer que a la protagonista le cambia la vida, cuando un nenúfar se apodera de su pulmón. Ella no era otra que la encantadora “Amelie”. A si, que no me hizo falta saber más.

Nos compramos unas palomitas, un refresco y las dos felices y contentas entramos.
La película era completamente surrealista, rápida, extraña y muy muy original. Todo era luz y color…O eso parecía!

Cuando sonaba el timbre de la puerta, adoptaba la forma de un escarabajo y al caer a el suelo, se dividía en escarabajitos más pequeños de madera y de metal. El pescado que dormitaba en el frigorífico, se introducía por el grifo de la pila y jugaba con el cocinero, que se afanaba en capturarlo para convertirlo en un rico plato.

Los adornos de las tartas se movían al compás de música de jazz. Había un gracioso ratón, mitad hombre y mitad animal. Que limpiaba primorosamente, con sus pequeñas garritas, los cristales de toda la casa..

Los personajes eran dispares. Un cocinero negro pareja de una hermosa chica de la burguesía, la protagonista como la mayoría la recordareis, dulce y encantadora. Su pareja de viaje un hombre desenfadado, divertido y loco de amor por la chica,.

Todo transcurre en un ambiente absurdo y al mismo tiempo feliz, que te traslada a otro lugar más divertido, irreal, de cuento pero terriblemente inestable.
De repente la querida Chloé, que así se llama la protagonista enferma de forma inesperada, porque un gran nenúfar se ha apoderado de su pulmón.

En este crítico momento, la cinta da un giro inesperado y todo se vuelve gris, oscuro, claustrofóbico y mi amiga y yo queremos salir de ahí.
Por supuesto, no abandonamos las butacas, sino que nos introducimos dentro de la pantalla, no queremos dejarles así y proponemos al marido de Clhoé y al cocinero negro, una receta que seguro les salvará.

Ellos no quieren romper el guión, ni desobedecer las órdenes del director. Clhoé está a punto de morir. El nenúfar comienza a traspasar el otro pulmón…Mi amiga se desespera y me dice al oído que no quiere irse del cine con esa mala sensación, que no quiere violencia, ni muertes gratuitas y como el propio título indica, quiere soplar esa espuma y quedarse con el buen sabor de los días de luz, vida y color.

Legamos a un trato, los personajes y yo. Les digo que si me dejan rebobinar un poco la cinta hacia detrás, les prometo que ni el director se dará cuenta del cambio de guión, que todos ellos podrán seguir desempeñando sus papel, pero que solo hay una condición.

Con cara de asombro e interrogación todos esperan conocer de qué se trata…

Tenéis que confiar en mí, les digo y os prometo devolver la espuma a su lugar, para que vuestras vidas no tengan que acabar en un lugar triste y no volveros a encontrar.

Llené la sala de espuma, de un mágico jabón. Dejé que hiciera su efecto y por arte de magia todo se resolvió.
Nuestra protagonista se curó. El nenúfar que llevaba agarrado a su pulmón, volvió al pantano y mi amiga y yo salimos del cine con una gran sonrisa las dos.

Y al llegar a casa me dije: que bueno es cambiar el GUION…

espuma-del-jabón-en-el-agua-azul-14622400

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Realidad y Ficción. y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La espuma de los días.

  1. Rosa dijo:

    Que bueno, me gusta el giro de la peli. Me quedo más tranquila. Gracias.
    Rosa.

  2. fredi58 dijo:

    Me gusta tu reflexión Laura, y a veces no pensamos en esa posibilidad hasta que alguien nos empuja irremediablemente… y no es malo cambiar un guión a tiempo. Besos 🙂

  3. lanuckas dijo:

    Cambiar el guión para que no nos vuelva a suceder lo de “siempre”, lo que nos viene marcado desde pequeños es MARAVILLOSO.Me alegro Fredi que te haya gustado y te deseo un buen puente.Un abrazo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s