Desear lo mejor.

Voy todos los días en el metro a trabajar, e imagino las historias, las vidas de los pasajeros que me rodean, se sientan junto a mi o simplemente esperan en el anden, pacientemente o no a que se abran las puertas del vagón, para subir y lograr coger un asiento de los pocos que quedan libres.

Salvo por las mañanas, cuando solo pienso en leer el libro que esta semana he escogido y que me gusta leerlo sentada, el resto del tiempo observo de pie, a la cantidad de personas que me rodean durante el día.

Imagino sus vidas. De donde vienen, a donde van, si están casados, se encuentran tristes o por el contrario se sienten alegres, dichosos, contentos…

En eso he debido de salir a mi madre y a mi abuela materna, que se pasaban horas y horas en las terrazas de los cafés, imaginando la vida de los otros…Y no es que yo no tenga vida…Ni mucho menos, sin embargo me encanta PARAR y observar, sentir, escuchar…

Detenerme en las personas que me rodean y cuando lo hago, hay algo emocionante en esa acción …
Si el niño está inquieto en su sillita del coche, porque dentro del vagón hace calor. Pienso en lo que haría para que se calmara, pués su joven mamá, está quizá más pendiente de la cena que tiene que hacer y no le quedan muchas ganas de jugar…

O la mujer anciana, que con mirada distante, abstraida en sus pensamientos, está probablemente dándole vueltas al regalo que le tiene que hacer a su nieto y apura el último minuto del día para salir a comprarle esos guantes, tan bonitos rojos y azules de Spiderman que sabe que a Tin, le van a encantar.

Ayer paré el vagón. Todos los pasajeros se quedaron mirándome. Les dije que guardaran silencio, encendí una pequeña luz que llevaba en mi interior y les dije que pidieran un deseo, para este nuevo año.

Asintieron, cerraron todos sus ojos, no falló ninguno y el silencio nos arropó.

La luz se encendió, el metro continúo su canción y quizá esa noche antes de irse a dormir todos los pasajeros de este vagón, recordaran a la joven mujer, que les hizo entre estación y estación parar para pedir un deseo, que a más de uno y de dos esa noche se le cumplió.

Desear lo mejor

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Realidad y Ficción. y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Desear lo mejor.

  1. Genial entrada y blog! Nos quedamos si no es molestia!

  2. fredi58 dijo:

    Emoción a flor de piel… me ha encantado Laura. Un beso 🙂

  3. lanuckas dijo:

    Cuanto me alegro Fredi…Es un placer compartir.Un fuerte abrazo 😉

  4. Pingback: Desear lo mejor. | laurapah

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s