Romper con la rutina.

¿Alguna vez os habéis planteado romper con lo establecido, con lo que nos aprisiona en el día a día…Familia, amigos, trabajo, quehaceres diarios…?

Se comienza con algo pequeño y luego le vas dando forma hasta que se convierte en algo grande, muy grande.

Dejar de hacer la comprar el mismo día a la misma hora. Responder a todas las llamadas que te hace tu madre, en el día. A todas las demandas de tu hijo de cinco, cuatro o diez y seis años. Preparar la comida de los lunes, los martes los miércoles…Sacar al perro a pasear a su hora en su día en su…

¡O que me decís! Cuando llega el fin de semana y hay que elaborar un plan estratégico, para los amigos que vienen a cenar y no te apetece nada y encima traen esos terribles pasteles, de su maravilloso pueblo, que con tu rico café amargan el postre, tu postre y el de cualquiera…Jajaja.

Por primera vez en mucho tiempo; esta mañana cuando iba de camino al trabajo, me he dado cuenta que no había escrito mi post semanal, que publico todos lo jueves a las ocho de la mañana y que siempre me produce un placer inmenso. Pues bien, esta gloriosa mañana cuando me he acordado que lo había olvidado por completo.

He sentido una emoción inmensa, porque lejos de angustiarme o de tener “remordimiento de conciencia” ( hace poco , muy poco tiempo así hubiese sido).He comprobado que no solo me daba igual, sino que me producía un regustillo interno difícil de explicar.

Yo: doña rutinas; obligada y no tanto, por fin en mi nueva vida, rompo con lo establecido, de forma casual o no tanto y me encuentro tan ricamente, a las ocho de la tarde, eso si , sigue siendo jueves por suerte para mi ( porque también podría haber sido boicot…Pero no).Escribiendo esta pequeña reflexión .

Antes, incapaz de dejar pasar un día, sin salir a correr, ver a la amiga de turno , responder a la llamada de tu hermano, prima, esposo..
Por eso que nos inculcaban de pequeños, de hacer todos los deberes y había que hacerlos todos, porque si no, sonaba una alarma interna que no nos me permitía ser libres…

Como el día, a pesar de todo, ha sido intenso, laboralmente hablando. Estaba deseando llega a casa, dejar aparcadas las zapatillas de deporte, que ya había dejado preparadas la noche anterior y permitirme una vez más romper con esa rutina y tampoco he salido a correr, ni me he dado la sesión de abdominales, pesas, estiramientos que un jueves como este, hubiera sido lo “normal”.
Sin prisas, sin previo aviso y con una sensación de YO DECIDO lo que quiero hacer, difícil de explicar.

Rompamos con la rutina y permitámonos descubrir que es lo que ocurre en nuestro interior, cuando uno ya no hace lo que se espera que haga.

romper lo establecido

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Romper con la rutina.

  1. fredi58 dijo:

    Vivir no es rutinario… la runtina acaba matando la vida…

  2. lanuckas dijo:

    Claro que si Fredi.El que sobrevive y no se permite VIVIR es el que convierte su vida en una rutina.Un abrazo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s