Un juego de palabras.

A veces la mente se queda en blanco y no hay inspiración que permita que salgan las palabras que quieres transmitir y no hay manera de poner una frase seguida que sea coherente con la otra.

Estoy leyendo un libro de mi querido Millas se titula:”La mujer loca” y aunque el título no es muy halagüeño; la verdad es que la protagonista del mismo, fuera de todo estereotipo es todo menos loca ni desequilibrada ni nada por el estilo.Por lo menos a mi me lo parece.

Le vienen a la mente frases que le piden ayuda para encontrase mejor. Para colocarse, reinventarse, reiniciarse…Si. Si, como si fueran pacientes a los que la vida les ha dado ese físico literario. Llamémoslo así y ninguna, por muy estupenda que sea, se siente a gusto.
Frases como: “Mi madre tiene alambres en los párpados” o por citar otro ejemplo “Mi perro está tuerta”.
Y Julia que así se llama la protagonista y doctora en letras. Modifica una simple palabra. Alambres por pestañas y tuerta por tuerto y las frases se van de su consulta la mar de contentas…

Me río todas las mañanas cuando leo esa frases y lejos de sentirme ajena me hacen replantearme muchas cosas de mi vida, de la vida del otro y de la vida en general de los seres humanos.
Ninguno o la gran mayoría no nos encontramos a gusto en nuestra piel.

Hay personas que nunca están felices, otras que solo a veces y las menos, en las que me encuentro yo, afortunadamente. Tenemos episodios de tristeza, desolación o simplemente no nos gusta este momento, que puede durar unas semana, un mes entero o quizá un día de veinticuatro horas interminables.

¿Que hacer cuando te invade esa sensación de que no puedes más y te hartas de la rutina, de que por mucho que lo intentes todo se mantiene en el mismo lugar y en la misma posición?

Quizá se necesita hacer algo diferente por muy pequeño que sea. Hacer algo que no tenías pensado o que hacía mucho tiempo que no le dedicabas un poquito de atención.

Miras tu cuerpo, observas tus manos, pies, cabeza…Parece que siempre han estado ahí; cuando la verdad es otra muy diferente y comienzas a cambiar el lugar y tu cuerpo se transforma y surge uno nuevo que nunca antes habías percibido.

Algo parecido me está pasando con este libro que aunque a simple vista parece un desvarío continuo y me levanta el ánimo todas las mañanas. Lo que realmente esta produciendo en mi no es otras cosa que el pararse a sentir con la cabeza, la razón y muy profundamente…Con el corazón.

palabras

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historias reales. y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s