Las estrellas solo brillan por las noches…El resto toda la vida.

Escribo este post antes del partido de la final de la Champions y aunque no soy nada futbolera , si soy muy deportista. Y tengo una emoción interna difícil de expresar con palabras. Me ocurre las veces que me he decidido a ver un partido importante y es una sensación parecida a la que todos los niños sienten ante la llegada de los Reyes Magos, su cumpleaños o el día de final de curso.

La semana ha sido dura muy dura, intensa, difícil, sin embargo cuando te enfrentas a momentos complicados de la vida. De las tormentas imprevistas, del vendaval, de los tsunamis.Cuando te enfrentas a todos estos imprevistos y logras vencerlos, la sensación primero es de bien estar y luego de poder, un poder maravilloso.

Cuando comienzas a hacer lo que antes no hacías por miedo y de repente la luz interior te quema tanto que ya no puedes más, te enfrentas de cara a ese miedo y con miedo, mucho miedo al final acabas venciéndole.
Lo que no hacías por miedo lo haces con miedo, pero lo haces que de eso se trata de plantarle cara de frente, diciéndole ADIOS, adiós para siempre.

Te apoyas en la familia y de repente tu madre en estos críticos momentos es capaz de ayudarte porque esta vez no compite contigo, al revés, solo ve que su hija sufre y le tiende su mano, su aliento, su energía y te acompaña con su mano generosa, amable, cercana, sincera…Para que puedas con ese monstruo que viene por las noches y te despierta.

Te subes a la montaña más alta, en el pico más alto del país más lejano y de pie, ante el precipicio te planteas si tirarte o elevar tus alas al cielo y confiar en que puedes volar y no te vas a caer. Cuentas uno, dos y tres y agarras con las dos manos el corazón que tienes dentro y le pides a tu alma que no te abandone y que se atreva a volar contigo…

Cuando cambias la rutina del camino y te lanzas por otro sendero y a mitad del trayecto te encuentras con una cuesta empinadísima y quieres parar en seco y algo viene a tu mente que te dice: Tu puedes!!!A mí me sirve :Es fácil!! Y con ese “fácil” no paras y continuas y según vas bajando por la trialera de la montaña, ves que tus piernas te responden y tus manos agarradas fuertemente al manillar y con el cuerpo muy tenso mantienes el equilibrio y justo al llegar al final aparece esa sensación de que no hay cuesta, ni montaña, ni precipicio y entonces te impulsas a continuar y a subir lo que queda de camino y volver por la senda relajada y tranquila que te permite continuar en el camino, en tu camino.

Sin miedo sin prisa sin pausa y bajas de la bici, bebes agua de tu botella y observas como se ha detenido todo a tu alrededor y te invade una paz inmensa del esfuerzo realizado y de lo que tu solita has conseguido. Enfrentándote a la vida, a los obstáculos, a los imprevisto….PONIENNDO LIMITES y te dices: Dios que grande soy y que grande me has hecho.

como-vencer-el-miedo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Con confianza. y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s