Esa sensación de vacío.

Se siente solo, no sabe donde esta, ni a donde ir. Cree que no hay nadie como él y quizá nunca encuentre un lugar donde ubicarse, asentarse, echar raíces y no volver a mirar atrás.

En un bar lleno de gente. Hay mucho ruido y apenas se escucha lo que dice ese barullo. Cada persona contando sus batallas o las de otros con la misma intensidad.

Observa la escena, intenta hacer un esfuerzo por comprender, por participar, sin embargo no hay nada de qué hablar y simplemente está el solo, en medio de ese caos.

Llega la noche y recurre de nuevo ese sueño que le persigue. No sabe a dónde va, hay un montón de gente que corre y habla sin parar. Pregunta y no hay respuesta. El sigue observando desde el mismo lugar. Está en medio de la plaza y todo sigue igual.

¿Qué hago yo aquí ?Se pregunta sin cesar. ¿Para qué buscar, si siempre llegas al mismo final?

Un mensaje en su wasap de voz.Le saca de esa sensación tan difícil de explicar.
Es una voz cercana, cariñosa .Le cuenta que está harta de tanto luchar, que no haya su sitio, que es una desubicada social.

Mi amigo respira; comprende que no está solo y que aunque a veces se sienta así, solo los valientes son capaces de permitirse sentir lo que pasa ahí dentro, tan cerca de ti.

¡Vaya porquería de vida! Se atreve a expresar. ¿Si por lo menos hubiera algo que me permitiera echar a andar?

El wasap vuelve a sonar. Esta vez es María. También su día ha sido fatal. Luchando contra gigantes y monstruos. No puede más. Su jefe le ha dicho que o espabila o deja de estar. Ella ha preferido plantarle cara y se ha despedido de esa angustia que le venía matando desde hace ya mucho más.

Se acaba de apuntar a un club de bici de montaña y ahí quiere encontrar su lugar. Mi amigo escucha embelesado el mensaje de voz. Parece que al final se vuelve a reencontrar.

Si Javier, en voz muy alta he tenido que gritar a mi jefe (ahora exjefe): tú solo llegarás más deprisa, sin embargo acompañado conseguirás llegar mucho más allá.
Y yo. Quiero estar acompañada de gente que merezca la pena, que pertenezca a mi mundo y si este mundo lo tengo que inventar. Saco toda mi creatividad…Y de nuevo volver a empezar.

Javier vuelve a respirar.La vida da duros golpes, pero ahí estás tu para gritar:NUNCA MAS!!!

Zum Meer

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s