No te rindas.

No te rindas le dice el padre a el hijo antes del examen, la madre a la niña antes de la función, el profesor al alumno antes de superar el test, el entrenador a su pupilo cuando llega la gran final. Y así se suceden día tras día, todas las cosas a las que el ser humano tiene que hacer frente y no sabe muy bien como comenzar.

Después de haber superado una gran batalla y crees que ya lo has logrado todo; de repente y casi sin darte cuenta, te encuentras en el mismo lugar (aparentemente) que hace un año, dos o toda una eternidad.
Te preguntas como es posible que esto vuelva a suceder.

El hijo suspende el examen, a la niña se le olvida la letra de la canción, el deportista no consigue el tiempo estimando por su entrenador.

Entonces el niño memoriza con más fuerza la lección, la niña repasa una y mil veces esa canción. El corredor de los mil metros lisos, ajusta y apura su tiempo una y otra vez.

Nos esforzamos día a día por conseguir aquello que a priori nos interesa y creemos que nos gusta y quizá solo digo quizá, después de reflexionar una y mil veces sobre la misma cuestión uno llega a la conclusión de que quizá; esa batalla, reto, propósito, objetivo. No es tal cual, es decir; nos empeñamos en hacer cosas que no son realmente para nosotros. O igual todavía no hemos encontrado, nuestro propio lugar en cada una de las cosas que hacemos en la vida.

La madre se empeña en que el niño aprenda a sumar, con papel y lápiz y quizá a ese niño le guste más dibujar los números, con preciosos colores e inventarse historias que le ayuden a pensar, a sentir, e igual así los aprenderá mejor y no con una regla, escuadra y cartabón.

La niña no se aprende la canción ni a la de tres, porque ella lo que quiere es ser una sencilla flor y con sus preciosos pétalos iluminar la función.

El corredor de los mil metros lisos, todavía no se ha atrevido a decirle a su entrenador que lo que realmente le apasiona, es el salto de pértiga y no estar midiendo el tiempo de carrera, sino la altura que él puede alcanzar para tocar el cielo y volver a bajar.

Me aventuro a pensar; que la mayoría de las personas que no encuentran su lugar, primero no han debido de pararse ni medio minuto a sentir, que es lo que realmente quieren hacer en su vida y los que si se han permitido sentir esa emoción y todavía no han tenido respuesta.
Quizá y solo digo quizá se trate de que todavía no lo saben y probablemente la respuesta tarde aún por llegar. O la respuesta no sea la esperada sino algo más obvio y al ser tan sumamente simple esté delante de sus ojos y no alcancen a verlo, porque está ahí desde hace mucho tiempo y no pensaban que fuera así.

Por qué una persona: valiosa, inteligente, profesional…No consigue permanecer en un trabajo durante un tiempo consolidado…?
Seguramente primero sea porque no le guste ese trabajo y en segundo lugar porque todavía no haya encontrado su lugar. Accede a todo lo que le proponen, sin embargo no es su sitio y de alguna manera aunque sea en silencio, su interior le grite: ¡ahí no quiero estar!.

De la misma manera que una mujer se empeña en tener hijos y la fecundidad no llega o se queda a la mitad. Probablemente antes de decidir la maternidad, tenga que resolver cosas en su interior, para que este niño se forme y pueda gestarse en su vientre con mucha paz y tranquilidad.

Nos empeñamos en que las cosas sucedan ya. Y lo que tenga que ser será, a su debido tiempo con calma e infinita paz. Confiando en uno mismo e intentando no rendirse jamás.

Lo que sea para ti será y tarde lo que tarde en tu camino aparecerá. No te hundas, ni te rindas, aunque muchas veces tengas ganas de abandonar.
Todo en la vida sucede PARA algo, aunque todavía no tengas muy claro PARA que…

MARIO BENEDETTI NO TE RINDAS

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s