Decirle adiós al guión. Duro, doloroso y VALIENTE momento.

Que angustia tan grande parar y no tener nada que hacer, o mejor dicho no poder hacer lo que más te gusta y te libera de tanta tensión, que no es otra cosa que hacer deporte.
Ante tal realidad, te sientes limitado, oprimido, amputado en tu cuerpo y un tú interior.

Domingo pasado; dos de la mañana, tu espalda no puede más y ha dejado de funcionar. Un dolor intenso en uno de los numerosos músculos que la recubren.
Te levantas, intentas calmarla por si puede ser todo emocional o una mala postura. Té tomas un par de tilas, luego compruebas que la cosa va para más y acudes a los anti inflamatorios y cuando ya ves que no y que la noche se promete eterna, te coges el coche y acudes al hospital.

Desgraciadamente no es la primera vez y aunque vas más dormido que despierto consigues llegar y aparcar a la primera.
Entras en la recepción. Te atiende afortunadamente una mujer encantadora .Se alía con tu dolor e intenta hacerte la espera lo más rápida posible.

El dolor va en aumento y tu tensión también. Se enciende en la pantalla la luz de tu box, con el número correspondiente.
Ya delante del doctor, a duras penas le cuentas lo que te ha ocurrido. Su diagnóstico sin una simple radiografía es increíble. Afirma que se trata del riñón y anota en el parte, que llego a urgencias con un dolor tipo cólico.

Yo me quedo perpleja, no ha escuchado nada de mi explicación. El doctor sigue pensando que son mis riñones y por su c…que tiene que ser así.

Me tomo todo lo recetado ( no puedo soportar más el dolor) y”parece” que me encuentro mejor. En menos de una semana he suprimido la medicación y de forma más leve persiste la inflamación. Esto me hace parar a sentir y a pensar.

¿Cuando estuve así la última vez?…

Mi mente selecciona los momentos y me quedo con uno, de aparente dolor e intensidad.
En aquella ocasión se trataba de decir “nunca más” y esta vez es algo mucho más profundo. Por primera vez en tu vida eres consciente de tu gran capacidad, de la enorme fuerza que tienes, de lo poderosa que estás, sin embargo te has dado cuenta, en un instante del POR QUE y del PARA QUE todo ese potencial fue: desterrado, aplastado, oprimido.

Escuchando durante tanto tiempo mensajes del tipo: ten cuidado no te lastimes. Te puedes caer. Te vas a poner malo. Tu corazón va a dejar de latir. Puedes enfermar. No te hagas de notar. Pasa desapercibido. Te puedes enganchar. Te vas a quedar embarazado. No lo vas a lograr…

Y cuando descubres todo lo que te quitaron y no te dejaron expresar, es tal la rabia que hay dentro de ti, que el cuerpo se retuerce y tu espalda esgrime su dolor.

Entonces tomas conciencia de que cuando tu cuerpo grita con tal intensidad es el momento de parar y de escucharle lo que te quiere decir; para no volver a repetir la misma rutina, seguir por el mismo camino y complacer a todos los que siguen ahí.

Ya es el momento de despertar y mandar a paseo a todos los seres contaminantes, que frenaron tu creatividad, tus ganas de comerte el mundo y tu gran potencial.

adios papa

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Decirle adiós al guión. Duro, doloroso y VALIENTE momento.

  1. Maca dijo:

    Ánimo, te lo mereces !!!!

  2. Mª José dijo:

    Tienes toda la razón. Tratar a los hijos con tanto miedo solamente transmite eso MIEDO, Inseguridades. Todos debemos aprender y llevarlo a la practica.
    Un beso “Vecina de la infancia”
    Aunque ha pasado mucho tiempo desde que no nos vemos me gusta lo que expresas. Dice mucho de ti y me parece muy positivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s