Comenzar de cero…Bonita expresión.

El otro día fui consciente de lo poco que se conocen las personas y sobre todo las de la misma familia. Cada uno adquiere desde muy temprana edad un rol definitivo, el que le marcara a lo largo de su vida y así será visto, observado, juzgado por los demás miembros de la familia.

No habrá forma de quitarse ese papel por mucho que lo intentes y si te empeñas en ello resultará ser todavía más frustrante y peor.

De repente un  buen día descubres que las cosas no son como son, que lo que él otro ve percibe siente nada tiene que ver con tu interior con tu forma de pensar de sentir de acercarte a los demás. Y entonces solo entonces comienzas a preguntarte quien eres de verdad tú. Como llegaste ahí y por que el entorno familiar gira desde ese lugar tan abstracto tan poco real y tan injusto para ti y para los demás.

Consigues darte cuenta que ese papel adjudicado ese adjetivo calificativo que te ha acompañado a lo largo de toda una vida, no tiene raíz ni tronco ni ramas y que no lo quieres dentro de ti.

Probablemente en este proceso tendrás aliados, más de los que tú te podrías imaginar. Personas externas a ese núcleo familiar y que pondrán frente a ti un espejo donde realmente te mirarás, te observaras de arriba a abajo y entonces, solo entonces comenzaras a creer en ti, en tu verdadero “yo” en tu esencia y agarraras a tu alma como nunca antes te habías atrevido y comenzará una vida nueva. Una vida .La vida que realmente te mereces.

Te abrirás a nuevos horizontes y paisajes donde posar la vista. Sentirás a las personas que se acerquen a ti diferentes .Esa horrible y pesada mochila dejará de pesar sobre tu espalda y habrás descubierto otro ser nuevo.

Para vencer esta etapa de tu nuevo viaje. Será importante conectar con tu poder. Ese poder maravilloso que todos tenemos dentro y confiar en el otro. En el que te abre la puerta te da la mano y te acompaña.

Ser consciente de ese nuevo ser que se presenta ante ti puede ocurrir de muchas formas y maneras.

¿Al personaje de este relato como le ocurrió? A través de un miembro de su  familia pero no de la de origen. A través de un “familiar indirecto” .Podríamos llamarlo así.

Mostró su lado más humano, tendió su mano y de forma sincera valiente y cercana confesó que no le conocía de nada, que siempre había desempeñado un papel. Un papel asignado también por su familia.

Le dio la razón y se  atrevió  a confesar que él tampoco le conocía a él. Se  miraron y comprendieron  que los dos eran dos personas  desconocidas  en un clan familiar y que eso no tenía  que ser así.

Se fundieron en un abrazo y prometieron comenzar de nuevo. Sin papeles establecidos ni prejuicios  ni falsas a apariencias.

A día de hoy su vida ha cambiado su “rol” con esa persona ha desaparecido y con ello un montón de piedras se han caído por el camino.

Comenzar de cero…Bonita expresión.

comenzar de cero

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s