Los nuevos vecinos.

Las ocho de la tarde en una acogedora estancia con vistas a un precioso y cuidado  jardín .Así es una tarde cualquiera en la terraza de María.

Todos los días a esa hora se introduce en un mundo nuevo. Un mundo muy distinto al que había estado hasta ahora.

Se sienta en su mecedora y comienza a leer. Su lectura va muy avanzada. Tiene entre manos la “Soledad de los número primos”. Se siente muy identificada con los protagonistas. Dos niños diferentes y especiales en un mundo igual que el de siempre. Hay silencio lejanía abandono en la vida de los dos. Y eso para ella es muy común. Lo ha vivido muchas veces en su mundo real y le gusta saborear los diálogos parcos en palabras que tienen esos pequeños que ya son unos universitarios.

Se da cuenta que en todas las lecturas que atraen su atención hay mucha soledad silencio y están cargadas de reflexión interior. No le importa, al revés considera que la única forma de avanzar y crecer es escuchando lo que hay dentro de sí, aunque también salir al exterior y dejarse atrapar por lo que ocurre ahí fuera le produce una satisfacción distinta. Que vive con cierta envidia sana y es consciente de que algún día logrará tener.

De repente su lectura se detiene. Gritos que vienen de la casa de al lado la sorprenden de forma violenta. Se da cuenta de que está rodeada de gente de todas las nacionalidades y en cada casa ocurren  historias distintas que la colocan en una nueva  y emocionante  realidad.

Un conductor de caminos que siempre anda  en calzoncillos. Cuando baja a tirar la basura o a coger algo que ha dejado olvidado en su camión. Pero lo que más le gusta a este nuevo inquilino es provocar a María cuando ella sale a regar las plantas de su preciosa terraza. Sin embargo este dulce exhibicionista  Lo que no sabe es que a ella lo que le provoca es mucha risa porque en el fondo le tiene un cariño especial. Sabe que es buena persona y aunque se pasa el día hablando muy alto con su tierna mujer en el momento que María golpea suavemente  en la pared hasta tres .Un silencio sepulcral arropa la estancia. Y este es el tiempo que María tarda en tomar aliento y volver a respirar. Se siente respetada y eso a ella le reconforta porque sin apenas conocer a la vecindad siente algo extraño silencioso y acogedor en toda esa gente que vive a su alrededor.

En la terraza de enfrente hay un matrimonio mayor portugués. Siempre están rodeados de amigos y hay mucho barullo pero a ella le encanta escucharles conversar. Rosario se llama la portuguesa es de armas tomar. Siempre se mete con su marido Manuel  que la adora y cuanto más brusco es su comentario  incluso grosero al marido le deja encandilado. La besa en la frente y algo precioso  le debe de decir al oído porque ella se estremece le agarra de la mano y gritándole  por toda la casa le responde: me vas a matar Manuel con ese pico fino que dios te ha dado. Los amigos que les conocen ríen a carcajadas.

En el cuarto piso han acabado de cenar .Se trata de un matrimonio  joven con un bebe recién nacido y una preciosa niña de no más de dos años. En la hora de la lectura de María es cuando sus padres le leen el  cuento a Inés que así se llama la pequeña. Una vez es el padre y otra vez la mujer. María embelesada escucha con atención. El cuento del osito el de la linda flor.

De repente se estremece y siente que por sus mejillas corren lágrimas de emoción al ver como en esa pequeña corrala hay tanta vida y color.

Por otro lado disfruta con su rutina y soledad  que lleva  sujeta a su alma, porque en el fondo ella sabe que esto puede cambiar y da gracias a dios por estar ahí, por tener tanta compañía y sentir tan de cerca el calor de todos esos  hogares que de repente muy cerca del suyo están.

corrala

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s