El secreto de Tomás.

Tomás se sienta frente a su escritorio para hacer los deberes. Son las seis de la tarde, de un jueves cualquiera y se ha quedado  en casa, con su hermana Lucía de quince años. El tan solo  tiene seis . Su madre ha salido a hacer un recado y su padre todavía no ha vuelto de trabajar.

Mira por la ventana, se distrae con la goma de borrar, se levanta, se vuelve a sentar. Su madre antes de salir, le ha dicho que cuando vuelva, quiere que estén todos los deberes hechos y que revisará las sumas y los ejercicios de inglés con él.

La tarea de inglés, es una curiosa sopa de letras, donde tiene que buscar las palabras que están anotadas a pie de página. El niño no sabe ni por dónde empezar y su hermana esta vez no le puede ayudar, porque tiene un examen mañana y lleva encerrada en su habitación toda la tarde.

Él sabe que no la puede molestar y no se atreve a llamar a su puerta.

Comienza a hacer círculos en el cuaderno de inglés, con un pequeño rotulador verde limón y según va trazando los círculos, estos van tomando forma y de ellos surge un enorme dragón. El niño se asusta, no sabe si es verdad. Se restriega los ojos y vuelve a mirar.

Se queda mirando fijamente al dragón y este le guiña un ojo y después le saca la lengua. Tomás repite los movimientos del dragón  y le saca la lengua añadiendo enormes ruidos guturales. Al dragón le hace gracia y  de su enorme boca, comienzan  a salir palabras que para  el niño son ininteligibles. Entonces el pequeño,   saca de su cajón, un pequeño reproductor y graba todos los sonidos que emite el dragón.

Al instante el enorme animal,  le da una caja de lápices de colores y un papel en blanco, donde le invita a dibujar.

Tomás obediente dibuja un sol y una montaña y después una seta enorme blanca con círculos rojos. El dragón mira embobado el dibujo de Tomás. Parece que le gusta y asiente con la cabeza. Entonces el niño, se deja llevar y continúa con su dibujo. Un gran río y un puente para que pueda pasar, añade unos árboles con frutos para que el dragón se pueda alimentar. Junto al árbol dibuja una casa, le ha puesto chimenea y una puerta enorme, para que  pueda pasar. Una mesa en el centro y una cama muy grande, para que pueda descansar.

Al ratito el niño  oye la cerradura de la puerta y corre deprisa. Es su padre que nada más entrar, coge a su pequeño en brazos y se lo come a besos.

A Tomás se le atragantan las palabras, de todo lo que le quiere contar . Ni siquiera le deja que se quite la corbata y le comienza a hablar del dragón, que ha venido por la tarde y le ha hecho dibujar, con unos lápices que él mismo le ha regalado.

El padre le escucha sin mucha atención. Entonces Tomás impaciente y emocionado le agarra de la mano y le conduce a su habitación, para enseñarle el precioso dibujo. Pero cuando llegan ya no está. El niño se queda desconsolado. Papá: es  verdad todo lo que te he contado.

El padre le acaricia la cabeza y le dice que no se preocupe, que probablemente su dragón volverá por la noche.

Pero Tomás que no se rinde, sale veloz y de la estantería coge el reproductor y firme y convencido se lo entrega a su padre.

Éste  mira a Tomás y al aparato un tanto desconcertado y sin mucha convicción aprieta el play.

Entonces como por arte de magia, comienza a salir la voz de un ser extraño, que habla en un lenguaje difícil de descifrar. El padre le va traduciendo, a su pequeño Tomás.

Este emocionado ha dejado de llorar y mira a su padre preso de la emoción.

Lo ves papá, le dice todo convencido, como he estado con un dragón…

El padre se ha convertido en niño y ha jugado mejor que Tomás. Esta noche su hijo se irá feliz a dormir. Su padre no ha desvelado el  secreto y ha conseguido, sacando  al niño que  lleva dentro,   meterse de lleno en el papel.

niño interior

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s