El poder de unos “bastones”.

El otro día mi amiga Susana, se fue a vivir a la casa de verano que  sus padres tienen en la sierra de Madrid.

En esta urbanización donde ella  está viviendo de forma transitoria y provisional, antes era  pequeña, singular, estaba muy  cuidada y era querida por todos sus propietarios y recalco lo de propietarios, porque en cada una de las casas de esta “privilegiada” urbanización; vivían los dueños con sus hijos y no había alquileres, ni las vendían de la noche a la mañana. Al revés, eran las  residencias de verano o segunda vivienda  de los padres, que como los de mi amiga, tenían,  para poder pasar la más calurosa estación del año de forma más fresca y confortable.

Ahora en esta “privilegiada” urbanización de la sierra, a unos kilómetros de Madrid. Pocos propietarios quedan de aquel entonces y los que todavía permanecen, son ya octogenarios que agarrados a sus bastones pasean, respiran y se bañan como buenamente pueden en su grande  y espaciosa piscina.

Ahora la urbanización ha crecido una barbaridad y ha perdido buena parte de su esencia.

La mayoría son extranjeros que provienen de muchos lugares diferentes: rumanos, búlgaros…Etc. Hay una mezcla inmensa y se convive como se puede. Suelen ser familias jóvenes, con niños pequeños y el contraste es muy grande.

A los mayores les han quitado muchas pertenencias, porque al crecer la urbanización, parte de su terreno y des sus instalaciones se han cedido al ayuntamiento, entre ellas el fabuloso” Club Social” con el que contaba la urbanización y donde jugaban a las cartas, todas las tardes de verano esas madres por aquel entonces jóvenes y lozanas, que tenían hijos adolescentes.

Ahora ya, el arrendatario del local, no las deja jugar porque son “mayores” y empañan el paisaje .Y según me está contando mi amiga todos estos tristes hechos, pienso en silencio que  este señor  debe tener mucho miedo a envejecer, ya que trata a estos ancianos con mucha desidia y desdén y es el responsable de haberles privado de tan grata e inocente diversión.

Ahora estas señoras, como la madre de mi amiga Susana. Solo quedan en esta terracita de su urbanización, para tomar un cafetito y una clara de limón. La mayoría son ya abuelas, madres, mujeres que aunque  muy  mayores, conservan esa belleza especial, ese brillo en la mirada de lo guapas que un día fueron y no se rinden  así como así .Y cada tarde bajan a “su” club social,  arregladas como un ramo de novia, perfumadas como flores de azahar y fuertes y valerosas para hacerse notar. Porque  aunque les ha vetado y privado de su máxima diversión.

Con sus bastones de madera, de caña o de metal, acuden cada tarde como señoras de verdad. No sacan las cartas, saben que les está prohibido y obediente s como niñas de primera comunión y mostrando  sus mejores sonrisas, hacen de tripas corazón y con la cabeza bien alta. A las nueve de la tarde, cuando ya va cayendo el sol, todos los días de la semana; golpean sus bastones, tres golpes contra el suelo es su señal y  su forma de protestar.

Lo hacen todas ellas a la vez y el silencio, la fortaleza y el poder que se desprende de estos duros bastones   es tan grande, que hasta el mismo dueño del local, tiene que parar de servir en la terraza y mirar para otro lado con vergüenza, porque sabe que algún día, pagará su mezquindad.

madres de ayer

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historias reales. y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El poder de unos “bastones”.

    • lanuckas dijo:

      La realidad siempre supera a la ficción.Se rechaza a las personas mayores, de la misam manera que se desprecia a un perro que ya no sirve para cazar,hacer compañía o molesta cuando una “familia” se va de vacaciones…Una tristeza muy grande que se vive de primera mano.Me alegro que te haya conmovido.Ojala conmoviera a una sociedad que cada vez se vuelve más egoíssta y material.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s