La MÚSICA que te hace vibrar.

Domingo por la mañana. Ángela se acaba de  levantar. Despereza sus músculos, estirando  su fibroso cuerpo. Se ha quedado con sus sobrinas todo el fin de semana, porque su hermano  le ha pedido que se haga cargo de las chicas y ella le ha respondido que si, sin dudarlo. Los  padres de las adolescentes asisten a una boda en un pueblecito de Santiago de Compostela y se van a quedar a pasar un par de días.

Sale sigilosa de la habitación .Una ducha rápida y a desayunar. No sabe cómo funciona la modernísima máquina para el café. Anoche olvidó preguntarlo  y ahora plantada delante del futurista aparato, no sabe qué hacer.

Acude al móvil de Marina, a ver si lo tiene en línea y afortunadamente ve que sí. Le manda un whatsaap mañanero,  no quiere llamar a su puerta ni entrar en la habitación, no vaya a ser que duerma y se pueda despertar. A los diez minutos se presenta en la cocina. Tía y sobrina se dan los buenos días con un abrazo y un beso sonoro.

Sentadas en la mesa; con los cereales, las galletas, el pan tostado, el aceite, el tomate rallado…Menudo manjar le dice la tía a su sobrina. Ella se echa a reír y desayunan tranquilamente. Julia, la pequeña de las dos, todavía no se ha levantado, le quedan un par de horas más.

Acaban el desayuno y cada una parte a hacer su habitación. Colocan la sabana bajera, estiran el edredón, sacuden las alfombrillas, colocan los muñecos.

Angela, distraída en  su quehacer, se detiene de golpe y parada junto a la puerta de la habitación de Marina; escucha una canción que le hace vibrar. Llama con los nudillos y la sobrina la recibe con una mirada especial. Cariño: ¡qué música tan preciosa! ¿Quien es la que canta? La adolescente de catorce años, le muestra a través de spotify de que artista  se trata. Su nombre es Birdy; una joven cantante y compositora inglesa,  con una voz angelical. La tía se queda asombrada de lo madura que es su sobrina y de su gran personalidad.

Las dos permanecen  un buen rato escuchando a distintos grupos. A cual mejor. De repente a Marina le asalta una inquietud que quiere compartir. ¿Por qué en el patio que da a mi habitación, nunca se ve, ni es oye ningún alma? Parece que está todo  muerto, sombrío, gris. Es como si la gente hubiese desaparecido y no viviera nadie ahí.

A ella le gustaría tener vecinos de su edad y poder charlar de una ventana  a otra, como si fuera una corrala; pero se da cuenta de que es una fantasía y que no podrá hacerse realidad.

La tía le pregunta porque está tan segura. ¿Por qué das por hecho, de que la gente que habita en esa casa de en frente, están todas muertas y no van a resucitar? Marina se ríe de la interrogación . Y la  tía continúa expresando su parecer:  la verdad es que lo que observo desde tu ventana, es bastante triste. Sin embargo, lo podemos arreglar.

Angela le dice a su sobrina que  espere un momento en su habitación .Le explica que va a irse a la cocina, que también da a el patio para comprobar cómo se oye desde ahí la música.

Efectivamente, apenas se escucha; entonces la tía le dice que suba el volumen y abra la ventana de par en par. A la joven le da un poco de apuro, no vaya a molestar. La tía que no se anda con chiquitas y sabe muy bien como animar, le dice que haga lo que le ha dicho y ya verá como esos muertos vivientes, se van levantar…

Marina confía en  lo que le dice su tía  y obedece.

De repente las persianas, una a una, comienzan a subirse, las ventanas cerradas, se abren de par en par y jóvenes, niños, madres con sus hijos y personas de la tercera edad. Aparecen asomadas, reflejando en sus caras  una enorme  felicidad, probablemente  escondida durante muchos años .Hasta que Marina con sus vibrantes canciones, les ha sacado de ese largo letargo y todos ellos, al unísono, comienzan a cantar.

La joven no es consciente de lo que tiene delante de sí. Abraza a su tía y le dice que es genial. Que tiene un poder especial.

Anoche nos moríamos de risa, escuchándote contar las historias de tus pretendientes a la hora de ligar y ahora como si tuvieras  una barita mágica, has conseguido que toda esa gente, disfrute con mi música y eso para mí es algo muy especial.

No cariño: le responde su tía. Eso tan maravilloso, lo has conseguido tú. Yo solo he dado al play y tú, te has atrevido a  compartir toda la música que tienes en tu interior. Ya lo sabes, continúa su querida tía: si  quieres rodearte de personas que admiren, sonrían y agradezcan lo que expresa tu interior. Solo tienes que compartir eso tan grande que tienes dentro y que no es otra cosa, que tu enorme CORAZÓN.

musica x

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Realidad y Ficción. y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s