Bravo por los hombres que quieren de igual a igual.

 

Ha habido mucha controversia y opiniones opuestas a cerca del post de la semana anterior: El AMOR no se pide, el amor se DA.

Ha generado debate y eso me ha gustado y mucho.

Por un lado, estaba el bando de los que opinaban que el hombre que dejó “escapar” a esa mujer tan maravillosa, seguramente tenía a otra que le estaba esperando en algún lugar. Tristemente esta opinión era más de mujeres que de hombres. Probablemente ellas pasaron por algo similar.

Otras voces comentaban que él, había sido un cobarde, que la situación le había superado porque no había sabido manejar todo lo que se le venía encima. Entiéndase lo de “venirsele encima” como saber dar solución y respuesta a las demandas de su “compañera”.

También hubo comentarios de que probablemente este señor tuviera alguna patología o un comportamiento bipolar, ya  que el trato que al principio de la relación mostró fue siempre muy cercano y cariñoso y nada hacía prever el desenlace final. Este pensamiento también fue de un hombre.

Y muy pocas personas se centraron en la chica, olvidándose de él.

A mí, estos últimos fueron los que más me llamaron la atención porque realmente el que “desaparece” como ya se ha ido y no podemos hacer mucho más; ¿para que darle más vueltas?

Por eso me centre en la chica, en ella, la olvidada, abandonada, traicionada o simplemente la mujer que de nuevo estaba “sola”.

Y es que sobre este pedazo de señora, pocos repararon en su comportamiento, no se pararon a sentir que había sido intachable, sincero, valiente y llevado a cabo desde un lugar profundo y meditado y que efectivamente el hecho de haber actuado así, solo dejaba entre ver, que para estar junto a alguien con esa calidad emocional había que ser muy valiente y tener muchas ganas de crecer.

Vuelvo a mi post anterior y me fijo que la proporción de “me gustas” es superior en hombres que en mujeres.

Pensativa, pregunto a una buena amiga, que es lo que le parece que se hayan sentido más cercanos “ellos”. Sin dudarlo y de una manera muy directa me responde que seguramente ellos, los hombres, no están acostumbrados a que las mujeres les traten así:  de una forma: directa, clara y con tanto corazón.

Porque “ellos” en general, que les digan las cosas a la cara, los que les gusta y los que no y si encima lo hacen de una forma tranquila, sin gritar (desgraciadamente este verbo es más común de los que nos gustaría) y manteniendo la compostura y educación, en el fondo a “todos” les gustaría encontrase con una mujer que actuara así y ella lo hizo de principio a fin.

Medito su reflexión y me doy cuenta casi al momento, de que a las mujeres nos educaron para complacer, para decirles que todo estaba bien y para que ellos siempre se sintieran cómodos en ese lugar.

Sin embargo, ahora esto ha cambiado y también ellos sienten y piensan diferente a sus padres, a sus abuelos y poco a poco van rompiendo moldes y no dejándose arrastrar por creencias del pasado.

Ahora los hombres los verdaderos “hombres” quieren a una mujer de verdad; que demande lo que quiera, no se haga de rogar y con actitud pida “por esa boquita” y no se quede estática, viendo como ellos desempeñan su “papel”.

Por eso a muchos, desgraciadamente, todavía les choca que la mujer “aulle” su espacio, sin embargo, a otros tantos, todo lo contrario, porque para ellos también es una liberación que se repartan se compartan y se comporten de igual a igual, para que no recaiga sobre el sexo masculino tanta responsabilidad, que aún hoy en día todavía se da.

Así que coincido con los caballeros que le dieron un “me gusta”, en que lo mejor de esta vida es caminarla en paralelo e ir en la misma dirección.

Compartiendo las tareas, apagando fuegos juntos y sintiendo que la vida es mucho mejor cuando la vives de igual a igual, sin prejuicios, viejas creencias y con muchas ganas de estar.

 

amor-caminar-juntos

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historias reales. y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s